lunes, 4 de julio de 2011

YO te levanto.

YO te levanto.

Se ha levantado el enemigo en contra de ti. Ha querido verte llorar, verte sufrir y siente que las fuerzas te abandonan y no puedes más. Te sientes desesperada(o) preguntando hasta cuando he de seguir llorando, cabizbajo y sin control. Pero YO estoy aquí, te digo a ti que no debes quedarte en el suelo. Pues de aquí te levanto YO. YO te levanto, aunque digas yo no puedo y siento que me muero, me desespero. YO te levanto, en tu agonía gritas estas herida(o), espinas me quitaron la alegría. YO te levanto. Pero YO estoy aquí y te hare feliz, ríos de agua viva hay dentro de ti. YO te levanto. YO te estoy levantando, te estoy restaurando, te estoy ayudando, te estoy libertando. De aquellos que difamaron sabrán que soy EL ESPÍRITU SANTO. Que te sigo amando ye estoy a tu lado. No quiero verte postrada(o) y mucho menos derribada(o). Todo el mundo sabrá que YO te tengo en alto. YO te levanto.
YO te levanto.

En 1 Samuel 22:23 dice:
22:23 Quédate conmigo, no temas; quien buscare mi vida, buscará también la tuya; pues conmigo estarás a salvo.

Cuando estas buscando de DIOS, el enemigo se levanta contra ti. Pero DIOS está contigo y EL es quien te guarda.

En Josué 1:9 dice:
1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

EL te manda a que te esfuerces y seas valiente. Sigue peleando, vístete con la armadura que de da EL SEÑOR. Porque la lucha es dura pero DIOS nos dará la victoria. EL nos dice en Efesios 9:10-17

6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.
6:11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.
6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
6:13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.
6:14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,
6:15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.
6:16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.
6:17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;

Así que no temas y pelea. Junta a los soldados que están contigo y comienza a orar en común acuerdo, que los muros caerán y las cadenas se romperán. La victoria es tuya, ya CRISTO te la dio en la cruz del Calvario. No permitas ni creas al enemigo que dice que te tiene vencida(o). Créele a DIOS que es tu libertador y redentor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada