miércoles, 5 de septiembre de 2012

Eres mi refugio, SEÑOR.


Eres mi refugio, SEÑOR.
Salmo 18:1-2
18:1 Te amo, oh Jehová, fortaleza mía.
18:2 Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador;
Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré;
Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.
Puedes que estés cansado(a), que ya no puedes mas. Pero EL SEÑOR es refugio y si vas a EL encontraras descanso. EL te dará fuerzas para continuar. EL ira por el camino que tienes que cruzar y peleara tus batallas. Cuando el momento se ponga difícil EL te cargara en sus brazos para que puedas descansar. EL te hará sacar fuerzas de tu debilidad y te hará fuerte en batalla. En hebreo 11:32-34 dice;
11:32 ¿Y qué más digo? Porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como de Samuel y de los profetas;
11:33 que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones,
11:34 apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros.
Si estas en el suelo, levanta tu mirada y toma la mano del MAESTRO, EL quiere levantarte, sanar tus heridas y que puedas descansar en EL y en su confianza. DIOS, te amo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada